domingo, 28 de octubre de 2007

Aprendiendo en el hipermercado.

Desde que Rosa se ha convertido en la "asistente de compras", Julio ha recuperado la ilusión por encargarse nuevamente de la lista de la compra, así que el último día que fuimos a comprar tuve que imprimir una para cada uno.
Como Julio encuentra las palabras muy rápido, tiene un doble cometido: tachar lo que echamos al carro y leernos lo siguiente que está en la lista y debemos comprar.

Nuestras listas de compra suelen ser muy largas, así que los primeros días, para que Rosa no se agobie con tanta palabra, le imprimo las palabras más o menos en el orden en el que le pediremos que las tache. Ya que solemos comprar en el mismo hipermercado, ordeno la lista por secciones, primero lo de la planta calle, luego lo del super. Y, dentro de lo del super, organizado por secciones. Así consigo que no se desmotive.


Julio acaba de aprender el concepto de docena. Así que en la sección de huevos pudo comprobar cómo unos huevos vienen envasados por decenas y otros por docenas y que hay que estar muy atentos y fijarse antes de echarlos al carro.

También me ayudó a comparar precios y buscar productos de oferta. Una práctica estupenda, puesto que está aprendiendo a comparar números y ordenarlos de mayor a menos, o viceversa.


Y es que ¡cualquier sitio es bueno para aprender!

2 comentarios:

sylvia dijo...

hola yolanda,

por fin he terminado de visitar entero vuestro blog y gracias a él cada vez me animo más a intentarlo. de momento ya estamos convencidos de no llevar a clarita a la guardería el año que viene, que es cuando teníamos previsto (en septiembre, con 25 meses) y nos daremos ese curso escolar para evaluar si somos capaces de ayudarla a desarrollar sus capacidades y aprender lo necesario. No te perderé de vista, porque das muchas ideas y recursos.

enhorabuena, de nuevo, por tu dedicación.

un beso,

Sylvia.

Yolanda dijo...

Me alegro mucho, Sylvia.

Si en algo os podemos ayudar, ya sabéis.
Un beso.
Yolanda.